Nuestra causa

En la cordillera de la comuna de San Fabián de Alico, en la nueva región de Ñuble, se pretende la construcción de un embalse de regadío de enormes proporciones, que inundaría 1.700 hectáreas de un territorio declarado Reserva mundial de la biósfera por UNESCO por su altísima importancia ecológica.

Los impactos asociados a esta obra son enormes e irreversibles. El embalse Punilla es un proyecto del siglo pasado, repleto de defectos e irregularidades.

Ñuble exige una solución a la problemática de escasez hídrica que no destruya este mágico lugar. ¡Ñuble exige una alternativa al embalse Punilla!