La cordillera de Ñuble

Cada año miles de personas acuden a la cordillera de Ñuble, para caminar por sus bosques y lagunas, cabalgar, pescar, hacer montañismo, escalada o rafting. Muchos vienen en familia, otros solos. El sentido es desconectarse de la vida urbana para sumergirse en un entorno natural deslumbrante que ha logrado sobrevivir en el tiempo.

Lugares como este ya son escasos y cumplen un rol fundamental para toda sociedad que busca la salud y el buen vivir. Es nuestro deber conservar para nosotros y nuestros hijos este valioso lugar.

Es urgente ¡Protejamos nuestra cordillera!